Más de 30 mil personas coparon el Planetario para ayudar a La Plata

Tocaron Fito Páez, Catupecu Machu, Divididos y Tan Biónica. Con las donaciones, se completaron 19 camiones. Manos al cielo. Chano Moreno Charpentier, de Tan Biónica, en acción. “Quiero que se escuche hasta la ciudad de La Plata, que sepan que no están solos”, arengó al público.
Los árboles que rodean el Planetario ya llenaban de sombras el lugar. Eran las seis y media de la tarde y el cruce de las avenidas Figueroa Alcorta y Sarmiento eran un hormiguero. Desde el escenario llegaban las primeras frases de Brillante sobre el mic que cantaba Fito Páez. Más cerca del asfalto, se escuchaban voceos enérgicos: “alimentos para allá”, “ropa acá, sobre la vereda”, y las bolsas, innumerables, pasaban de mano en mano. Un chico muy flaco llevaba con esfuerzo una bolsa grande de alimentos para mascotas y buscaba con la mirada el lugar donde entregarla. La jornada había empezado al mediodía pero la energía de las más de 500 personas que trabajaban recibiendo las donaciones no cedía; y tampoco decaía el entusiasmo de las alrededor de 30.000 que se acercaron para llevar su aporte y ver a sus bandas favoritas.
Más tarde, cuando la noche ya era plena, Juan Carr, de la Red Solidaria, tomaba un micrófono y le ponía cifras a la gran movilización humanitaria: desde el inicio de las colectas, días atrás, se habían despachado desde todo el país para los damnificados por las inundaciones de la Capital y La Plata 210 camiones. De ellos, 19 se llenaron ayer, según le dijo a Clarín Rubén Plaschinsky, coordinador de Scout Argentina.
Carr continuó dando cifras que impactan: 2,5 millones de argentinos acercaron su colaboración; se juntaron a razón de tres mudas de ropa para cada damnificado, cuatro millones de litros de agua mineral, 20.000 colchones, 80.000 frazadas y comida para cubrir por cuatro meses las necesidades de todos los afectados por el agua.
La organización de la convocatoria de ayer estuvo a cargo de Red Solidaria, Mundo Invisible y Pop Art. Todo se organizó en menos de 48 horas. Los artistas confirmaron rápido su participación y otros quedaron afuera porque ya no había más lugar en una grilla que incluyó a Massacre, Deborah de Corral, Divididos, La Franela, Bersuit y Fito Páez, que estuvo a cargo del cierre del festival. Minutos antes tocaron los Tan Biónica, colaboradores y a la vez víctimas del agua: buena parte de sus equipos quedaron arruinados por la inundación de su sala de ensayos, ubicada en el barrio de Saavedra.
La cifra de asistentes a la movida de ayer crecería mucho si a quienes se quedaron en los shows se suma a los muchos que se acercaron en sus autos y formaron una fila sobre la avenida Sarmiento para dejar sus donaciones y seguir. Susana García llegó como pasajera de un taxi, cuando le tocó el turno ayudó a descargar las bolsas que traía, todo recién comprado en un supermercado. Era justo cuando Páez improvisaba el estribillo de Puente , esa canción de Gustavo Cerati que dice: “Gracias por venir”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: www.clarin.com

CTCs

Usted debe identificarse para escribir un comentario Ingresar