Lucía entregó subsidios a emprendedores

Emprendedores014La gobernadora Lucía Corpacci encabezó esta mañana el acto por el cual el Ministerio de Desarrollo Social procedió a la entrega de más de cuarenta subsidios para subvencionar proyectos productivos a emprendedores de Capital y de diferentes puntos del interior catamarqueño.

La ceremonia, que se desarrolló en instalaciones del Complejo Cultural “Urbano Girardi”, permitió la asistencia financiera para la cristalización de cuarenta y siete proyectos distribuidos en las jurisdicciones de El Alto, Fray Mamerto Esquiú, La Paz, Pomán, Santa Rosa, La Puerta, Ancasti, Antofagasta de la Sierra, Belén, Capayán y Capital, entre los que se destacan talleres de costura, fábrica de embutidos y chacinados, gomerías, bloqueras, taller de herrería, entre otros.

De esta manera, se apunta a que el Estado provincial promueva el trabajo autogestinado para personas que no cuentan con posibilidades de desarrollo, posibilitando además la inclusión territorial en toda la provincia.

En la oportunidad, la mandataria señaló que “se trata de un gusto participar de este tipo de actos donde se pueda apreciar la concreción de sueños de los catamarqueños, dado que para muchos el sueña era tener un emprendimiento pero que, por diferentes motivos, no lo podían tener pero que, por medio de esta asistencia, se hace realidad”. Y agregó: “Ustedes, los beneficiarios, deben ser conscientes que están alcanzando sus objetivos de recibir las herramientas para poder cristalizar sus sueños, pero también sepan que hay otros que continúan esperando alcanzar lo que ustedes hoy tienen en sus manos”.

Tras destacar que la mayoría de los beneficios fueron destinados al interior provincial, la Gobernadora explicó que “en Capital por cierto hay más posibilidades, ya que están las fábricas de adoquines, de carpintería de melanina y de blanquería, pero en el interior también hay gente que no está vinculada al desarrollo agroganadero o de cultivos pero que sabe otros oficios pero no cuenta con los elementos para autogestionarse y hacia ellos apuntamos con este tipo de financiamiento…”.

Además, explicó que este tipo de iniciativas permiten desarrollar las economías sociales, que son “el motor” de las comunidades, y sugirió que el Ministerio de Desarrollo Social continúen asistiendo a los beneficiarios con asesoramiento y capacitación que “les permita a los emprendedores continuar con su idea de trabajo y que, al primer inconveniente, no abandone su iniciativa”.

Por otro lado, Corpacci defendió el sistema de asignación universal implementado por el Gobierno central, entendiendo que “en esta provincia durante años se achicaban las escuelas porque no había matrícula, o durante los últimos diez años aquellos que querían estudiar Medicina se debía ir a Cuba con el desarraigo que eso incumbe. No se pensó en becar a esos chicos para que estudien, se reciban y regresen, porque los necesitamos”. “Se impulsaron becas para que los jóvenes en vez de estudiar tengan que trabajar determinadas horas en la Administración Pública, fomentando de esta manera el empleo en negro.  Por ello, nosotros consideramos que si queremos médicos, enfermeros, o ingenieros el Estado debe estar presente de manera real promoviendo los estudios, con un compromiso de que los jóvenes deben estudiar y recibirse en los tiempos previstos, para que así ese financiamiento se pueda destinar a otros chicos que están esperando su posibilidad”, agregó al tiempo que consideró que “la Asignación Universal marcó un antes y después en el país”.

“La redistribución de recursos permitió que se originen oportunidades para aquellos que no la tuvieron en su momento y quedaron al margen, por lo que se debe defender este modelo para que no haya concentración de riquezas y que muchos catamarqueños sólo se tengan que conformar con migajas que dejan otros…”. “Nuestra responsabilidad y el trabajo de hoy debe apuntar a que los hijos tengan mayores oportunidades que las que tuvimos nosotros”, concluyó.

“Sin desarraigo”

Por su parte, el titular de la cartera de Desarrollo Social, Oscar Pfeiffer valoró que la asistencia sea destinada al interior, entendiendo que “cuando pensábamos en una Catamarca inclusiva, se tuvo en cuenta al interior profundo y su desarrollo propiamente dicho”. “El desarraigo forzoso representó un fuerte golpe al corazón, por ello apuntamos a que la gente siga en su lugar, en su terruño…”. “También es importante que, desde este modelo se haya pensado en una política de inclusión y de generación de empleo, que permita creer que en el privado también se puede y que la solución no pasa por un empleo estatal”, concluyó.

Por último, las autoridades presentes, con la gobernadora Corpacci a la cabeza, procedió a la entrega de los subsidios a los beneficiarios de este programa.

 

CTCs

Usted debe identificarse para escribir un comentario Ingresar