Newell’s sufrió para eliminar a Vélez y meterse en cuartos

Milton-Casco-Newells-Marcelo-Carroll_CLAIMA20130515_0211_17 Le ganó 2-1 en Liniers, dejó la serie 2-2 y se clasificó por los goles de visitante. Casco y Scocco marcaron para el equipo de Martino, que espera por Boca o Corinthians. Ferreyra descontó, pero los de Gareca no pudieron llegar al empate.

Newell’s sufrió, pero dio muestras de que es el equipo argentino del momento y quizás del último año. En Liniers le dio a Vélez una clase de fútbol, oportunismo y perseverancia y lo eliminó de la Copa Libertadores al empatarle la serie y vencerlo por los goles convertidos de visitante. Le ganó 2-1 por tantos de Milton Casco e Ignacio Scocco. Facundo Ferreyra descontó para el equipo de Ricardo Gareca, que se quedó sin chances de pelear por algo en este semestre.

En la ida, el resultado había terminado con la mínima ventaja para Vélez, por un gol de Agustín Allione. Newell’s había jugado mejor, pero el festejo se le había negado. Por eso, esta noche, en Liniers estaba obligado a ganar por más de un gol o exactamente por uno, siempre y cuando convierta por lo menos dos, por esa ventaja que da hacer un tanto de visitante. Y muy diferente está la cosa ahora, después de aquella primera batalla en Rosario.

Casco encabezó una contra ideal a los 3 minutos de juego. Cortó en la mitad de la cancha, avanzó y se la entregó a Víctor Figueroa. El ex Godoy Cruz no quiso ser egoísta y le devolvió la gentileza con un pase de fantasía. Casco quedó mano a mano con Sebastián Sosa y sólo tuvo que definir para marcar ese 1-0 que iguala todo, como si la serie no hubiera comenzado.

Qué gran manera de comenzar el partido. Y para no ser menos, Vélez se prendió. Rápido intentó responder ante ese golpe que lo dejó tambaleando y Lucas Pratto quiso sorprender desde lejos. Nahuel Guzmán voló, se estiró al máximo y sacó una pelota increíble, que apenas tocó el palo antes de irse desviada.

Con el resultado igualado, fue el local quien se quedó con la desesperación que en los papeles iba a tener Newell’s. Y así fue por el gol de la diferencia. Buscó ganar el medio con Fernando Gago, con Allione y con Francisco Cerro. Intentó generar fútbol con Jonathan Copete y con Federico Insúa. Pero se equivocó en defensa y lo pagó excesivamente caro.

A los 40, Juan Sabia y Sebastián Domínguez fallaron en el fondo y el goleador Scocco hizo que se lamentaran. El ex defensor de Argentinos quedó de espaldas a la cancha, con la pelota en los pies y tardó en desprenderse de ella, después de un pase del ex Corinthians. Nacho apareció, la robó y en dos tiempos definió para marcar el 2-0. Sosa le tapó con los pies el primer remate, pero no pudo hacer lo mismo con el segundo.

Para cambiar la historia en el segundo tiempo, Gareca mandó a la cancha a Lucas Romero y a Facundo Ferreyra, en lugar de Allione y Copete. Y encontró la manera en ese segundo tiempo de presionar a Newell’s hasta romper el cerrojo que planteó el conjunto rosarino en el segundo tiempo.

En un partido por demás entretenido, a 8 minutos del final llegaría el descuento de Vélez. Ferreyra recibió en el área, se tomó revancha de dos chances desperdiciadas, y definió el primer palo de Guzmán. Con ese gol revivió a más de un fortinero. Un grito más le daría la clasificación cuando todo parecía perdido.

Pero ese gol no llegó. Moviendo la pelota de lado a lado, la chance clara de igualar el encuentro y dar vuelta la serie no apareció y Newell’s terminó festejando. En la próxima fase espera a Boca o a Corinthians. Esa será otra historia.

 

 

 

 

 

Fuente: www.clarin.com

CTCs

Usted debe identificarse para escribir un comentario Ingresar