Crimen de Ángeles: pese a la confesión, la esposa dice que el portero es inocente

mangeriç“El jueves seguía con vómitos y no toleraba ni el té. Bien temprano se va al médico y cuando llega a la esquina de la casa aparece un auto sin patente donde bajan, le ponen un arma en la cabeza y lo amenazan directamente. Le dicen ‘es mejor que no corras o te pegamos un tiro'”, afirmó Diana Seattone.

La mujer del encargado del edificio de Ravignani 2360 repitió en declaraciones televisivas las mismas acusaciones que habían sorprendido la mañana del sábado, al aclarar que la confesión de su marido sobre la autoría en el crimen de Ángeles fue bajo presión en dos oportunidades.

Sobre los hechos acontecidos el viernes, donde asegura que nuevamente recibió golpes y quemaduras, Diana relató que “se tenía que hacer una ecografía y tenía que ir a declarar“, aunque no llegó a hacer una exposición en ese momento. “No pude comunicarme más a su teléfono y el comisario me avisa que no fue a declarar”, continúa su relato la mujer.

Tras interiorizarse sobre dónde se encontraba ella, un grupo de uniformados se hizo presente para que la mujer expusiera lo que sabía, mientras su marido era aún buscado. “Le dieron una paliza terrible. Ampollas en la cara, puntazos, patadas y golpes en la espalda“, detalla.

Respecto de las marcas que el hombre tiene en su piel, ella afirma que eran propios de su trabajo, ya que él era “bruto” para realizarlo.

CTCs

Usted debe identificarse para escribir un comentario Ingresar