Otorgan reconocimiento a enfermeras que prestaron servicios durante la Guerra de Malvinas

WhatsApp Image 2018-05-30 at 13.11.26  La  Cámara de Diputados, que preside el diputado Fernando Jalil, declaró en su sesión de hoy, el reconocimiento histórico y moral a las enfermeras Ramona del Valle Nieto, Ester Antonia Algañaraz, y Antonia Company, quienes estuvieron presentes en el recinto, por los valerosos y destacados servicios prestados durante el conflicto bélico por la recuperación de las Islas Malvinas, en 1982. La iniciativa parlamentaria fue presentado por el diputado Jorge Sosa.
El legislador autor del proyecto destacó durante su alocución que se trata de un merecido reconocimiento institucional.
Se trata de las enfermeras que integraban el personal civil que prestó servicio en el Hospital Naval de la Nación durante el conflicto del Atlántico Sur. Lo hicieron junto a un personal de 187 enfermeras -la gran mayoría mujeres y solo 13 varones-.  Así lo destaca la Lic. Sandra Elizabeth Solohaga, en su libro Mujeres olvidadas de Malvinas, 2da. Ed., S.F.V. de Catamarca, el Trébol Ediciones, 2017.
Dijo que esta declaración pretende “evocar y reconocer el valor y el gran mérito de estas mujeres que, siendo muy jóvenes, asumieron como elección de vida y con auténtico compromiso el servicio a favor de la Patria y los soldados heridos en combate, durante todo el tiempo que duró la guerra, prestándoles las curaciones debidas, el cuidado hasta su restablecimiento en el Hospital Naval, con la responsabilidad y la entrega que exigían esas horas tan aciagas”.
RAMONA DEL VALLE NIETO, nació en Esquiú, departamento de La Paz, provincia de Catamarca. Cursó sus estudios de enfermería en la escuela de Sanidad Naval, en la base naval de Puerto Belgrano, perteneciente al Hospital Naval, en Punta Alta, provincia de Buenos Aires. Cuando comienza el conflicto armado en abril de 1982, ella tenía dos pequeños hijos y se encontraba embarazada, a la vez que su esposo, Francisco Martearena, también enfermero y personal militar, estaba asignado a prestar servicio en el marco de la guerra.
El caso de ESTER ANTONIA ALGAÑARAZ es similar, ella nació en Caucete, provincia de San Juan, allí se recibió enfermera y con el tiempo comenzó a cumplir su actividad como tal en el Hospital Naval de Puerto Belgrano, Buenos Aires, donde asistió a numerosos soldados durante la guerra de Malvinas.  Hace 32 años que vive en nuestra provincia de Catamarca, y desde el 2004 trabajó en el Hospital San juan Bautista hasta su jubilación.
“Es necesario destacar a estas valientes enfermeras, visibilizar sus acciones, traerlas a nuestra memoria y a las nuevas generaciones, recreando la actuación valiente y comprometida con el servicio a nuestra Patria, atendiendo y curando a nuestros soldados heridos en batalla. Rememorar también es resignificar, poner nuevamente en valor, destacar y declarar nuestro agradecimiento a estas dos señoras que a tan alto pedestal llevaron su profesión, representándonos magníficamente a todos los catamarqueños.
Como argentinos y catamarqueños, sentimos gran orgullo y honra por todo lo que hicieron y brindaron en aquella oportunidad y durante toda una vida de servicio, demostrando un valeroso compromiso de amor por sus semejantes y hacia su Patria. Por ello entiendo que esta Cámara de Diputados debe otorgarles un reconocimiento especial, de manera expresa, formal e institucional a fin de recordarlas y agradecerles por sus destacados valores de humanidad”, expresa el diputado Jorge Sosa e n la fundamentación de la iniciativa parlamentaria.
La diputada Cecilia Guerrero en tanto, dijo que se sentía conmovida porque “la mujer siempre estuvo presente en todas las gestas patrióticas de la historia de la Nación Argentina y no siempre han sido reconocidas es más, -advirtió-,  la mayoría de las veces han sido invisibilizadas, ninguneadas, olvidadas, por la historia oficial”.
En tanto el diputado Sergio Saracho, dijo que este reconocimiento a doña Ramona, Ester y Antonia, “es una caricia al alma, es decirnos cuán importante y que maravilloso es saber que mujeres como ustedes, en aquel momento difícil de nuestra Patria, estuvieron a la altura de las circunstancias”.
También el diputado Rubén Manzi dijo que “aparte de ser un homenaje justo, ustedes nos dan la oportunidad de reconciliarnos aunque mas no sea en parte con este hecho que ha sido tan doloroso, traumático y que nos cuesta tanto como argentinos terminar de comprender en todas las facetas”.
“La causa Malvinas es una herida abierta y solamente el tiempo,  la madurez cívica como Nación y como argetinos, nos va a llevar a saldarla”, sostuvo el legislador.
“Nos enorgullece no solo como ciudadanos, sino también como mujeres que sean reconocidas en cada uno de los lugares más importantes de nuestra historia. Las mujeres hemos marcado un antes y un después”, dijo a su turno la diputada Analía Brizuela.
También el diputado Hugo Avila tuvo palabras de elogio hacia estas mujeres y destacó el papel que cumplieron en esta etapa de la historia del país.
Ester Argañaraz expresó unas sentidas palabras tras la aprobación del proyecto y contó parte de lo que fue su trabajo en lo que calificó como esta etapa “negra del país”. Las tres mujeres recibieron el saludo fraterno de los diputados y fue el presidente del cuerpo, Fernando Jalil, quien nuevamente las felicitó por la tarea realizada y la valentía. También por el libro Mujeres Olvidadas de Malvinas, que desde hoy formará parte de la biblioteca de la Cámara baja.
CTCs

Usted debe identificarse para escribir un comentario Ingresar